Página de Inicio | Mapa | El Tiempo | Fotos | Artículos | Noticias | Foro | Enlaces | Contacto
Zona
Nombre (opcional)
Dificultad
Duración
Quiénes somos
Senderos Valencianos es una web de senderismo de afán divulgativo que pretende dar a conocer los enclaves más interesantes de la Comunidad Valenciana a los amantes de la montaña y la naturaleza.
Aviso legal
Los crampones
Volver al índice de artículos>>
Los aceros
El gran enemigo de los crampones es el frío: los aceros comunes pierden gran parte de sus características mecánicas a los -8º C. Las aleaciones mejores son las de Níquel- Cromo - Molibdeno: El Níquel aumenta la dureza, la resistencia a la corrosión y la eficacia en el tratamiento térmico (temple); el Cromo aumenta la resistencia; el Molibdeno aumenta la resistencia a las altas temperaturas (temple) y la resistencia a la fatiga, sobre todo a las bajas temperaturas.

La elección del modelo
Está basada según el tipo de utilización conforme a la forma y al tipo de calzado. Con botas sin muescas de sujeción o con suelas flexibles (trekking) o con el uso de gruesos cubrebotas de expedición, los modelos con cierres automáticos no son convenientes y el tradicional sistema de correas resulta ser la mejor solución. La desventaja es que las cintas son más incómodas para cerrar y que comprimen el pie obstaculizando la circulación de la sangre (enfriamiento). Para todas las botas de plástico y para muchas de esquí de travesía comercializadas actualmente el sistema automático, bien regulado, es la mejor solución en términos de seguridad y por la facilidad de colocación en situaciones incomodas.

Rígidos o flexibles
Un crampón completamente rígido parece ser más funcional para cascadas o en paredes llenas de hielo viejo y "negro" ofreciendo un apoyo más estable y la total ausencia de vibraciones, pero está más sometido al estrés por fatiga y resultará más frágil. Si se camina o escala por vías tradicionales de mixto o de hielo, es preferible un crampón articulado: será menos fatigoso y más resistente.

Decálogo de los crampones
1. Es de una importancia fundamental que el crampón sea regulado correctamente: debe ser al menos 5 mm. más corto que la suela de la bota, nunca más largo, para evitar que durante el descenso se vuelva peligroso soltándose repentinamente.

2. Las correas deben ser cerradas y después nuevamente reguladas después de algunos minutos de marcha.

3. Todos los crampones , como las botas sin ellos, hacen " zuecos" en particulares condiciones de nieve: la utilización de una suela antizuecos es factor de comodidad y de seguridad.

4. Para afilar las puntas se debe usar una lima de corte fina y nunca una amoladora para no estropear su tratamiento térmico: las puntas laterales se afilan en su parte anterior y posterior y nunca sobre los flancos; las puntas anteriores van afilados por los flancos y nunca en las partes planas.

5. El crampón no debe calentarse por ningún motivo, se estropearía su particular tratamiento térmico.

6. No hay que olvidar los crampones mojados o sucios en una bolsa impermeable ; Es aconsejable lavarlos con agua limpia y secarlos al aire libre, después hacer un engrase con grasa o silicona.

7. Se pueden estropear caminando por las rocas por eso se debe controlar regularmente su estado de uso.

8. Con calma, en casa, hay que revisar las regulaciones, las arandelas, el apriete de los tornillos, el estado de las cintas, etc: las mismas simples operaciones se convierten en un drama a las 5 de la mañana antes de partir para una ascensión.

9. Los crampones pueden ser peligrosos para nuestros vecinos (y para nosotros mismos); Tenedlos dentro de la mochila o en una bolsa portacrampones.

10. A menudo es más útil llevar un par de crampones que un piolet. Cuando tengáis que hacer una elección preferid un par de crampones, que pueden hacer seguro un paso peligroso aunque en una zona no extrema.


Volver al índice de artículos>>


Rutas en Valencia | Rutas en Castellón | Rutas en Alicante | Enclaves naturales